Si quieres escribir en cinedesiempre, escríbenos un correo electrónico!

Cronos (Guillermo del Toro, 1991)

Guillermo del Toro es un niño pequeño. Un niño pequeño obsesionado con las historias de vampiros, con la fantasía medieval, bizarra. Pero es que además es un niño maduro, que sabe enlazar a los vampiros con la eternidad y el precio de la vida, que sabe mezclar faunos con la guerra civil. En ese sentido es un adulto. Pues bien, aquí podemos encontrar la definición perfecta para Del Toro, un niño adulto.

crono

Así que viendo su capacidad, sus productores no tardaron en darle todo el peso a él. Era una responsabilidad muy grande realizar una ópera prima de esa magnitud, escribiendo y dirigiendo. Todos los ojos estarían puestos en él.

Pues con Cronos Guillermo del Toro no decepcionó, la crítica se puso de su parte y los usuarios también. Comenzaron a lloverle premios, y su film fue incluido entre las 100 mejores películas mexicanas por la célebre Somos.

cronos8-full

Guillermo del Toro era consciente de la falta de presupuesto que tenía (a pesar de ser bastante, su historia requería más), pero se negaba a dejar de lado su obsesión con los vampiros. Su primera película debía de tratar sobre estos seres fantásticos. Y sin quererlo, casi por obligación, consiguió una cinta dónde la fantasía no impidió la reflexión, la inteligencia, el realismo y la crudeza. Así que por un lado podemos ver escarabajos mecánicos, historias medievales fantásticas, personajes bizarros, marcianos. Y por otro, podemos encontrar verdaderas reflexiones, como por ejemplo el precio de una vida que no acaba, la agonía de la familia ante los miembros que se están haciendo daño y no pueden hacer nada…

Respecto a la parte formal, desde ya hay que reivindicar más cine como este Cronos. La mezcla de voces inglesas e hispanas, sin doblajes superfluos que desinflen la trama, es perfecta. Lamentablemente este esquema no se ha seguido mucho, y parece ser que ahora hay que doblar hasta nuestras propias voces (Imago Mortis). Tecnicamente, Cronos está rodada con fuerza. Se pueden observar varios tropiezos, o algunas escenas forzadas (como la del diálogo del final entre el protagonista y el malo), pero también otras con una maestría sin lugar a discusiones, como la de Federico Luppi lamiendo la sangre del baño.

Cronos_b

 

Federico Luppi está memorable. Es un actor que siempre me ha resultado enigmático. Me encanta, y este es uno de sus mejores papeles. Luego está el gran Ron Perlman, que interpreta a un desquiciado y delirante sicario, también estupendo.

Al final, el director mexicano se salió con la suya. Su ópera prima le catapultó a Hollywood de golpe y porrazo.  Y es que a Guillermo del Toro no le das una cámara, le das un juguete, y vaya si sabe cómo jugar con ella.

Etiquetas:
, , , ,